miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ruidos en la casa

Esta historia, nos dejo a mi y a mi amiga Avril, petrificadas del miedo . . . Si la leen traten de no pensarla mucho en la noche, pues puede ser que tu sueño pase a ser la realidad y sea un sueño para siempre . . . Hace como 2 años, mi amiga Avril y yo (Amy), estábamos en clase, ella en el recreo me invito a ir a su casa, yo le dije que si que quería, pero tenia que pedirle permiso a mamá, mi madre me dejo. Lo que no sabíamos era que esa noche ruidos escucharíamos y cosas veríamos, sin saber lo que eran, ni de donde venían, nos fuimos a acostar, nos quedamos como hasta las 4:00 A.M. en ese momento empezamos a escuchar ruidos que provenían de la cocina y del baño, con mucho miedo fuimos ahí con la linterna suya, nos encontramos con la sorpresa de que no tenia pilas, entonces fuimos alumbrando con los celulares, llegamos no había nadie ni nada, y nos asustamos mucho mas. Yo tenia las manos temblando del miedo, a ella sus manos se sudaban, fuimos corriendo al cuarto pero la puerta se cerró, los celulares se apagaron y la puerta del baño se abrió. Pensamos que era una broma de sus padres, por andar despiertas a esa hora en la casa, tuvimos que dormirnos ahí en el piso, porque la puerta del cuarto estaba cerrada con pase. Después de unas horas en el piso, se despertó y vio algo, por supuesto me despertó enseguida para ver si ella estaba quedando loca por el frío pero no, ella no estaba loca porque las dos vimos lo mismo al mismo tiempo, era una mujer de labios rojos, vestido blanco encharcado en sangre, no tenia ojos, su cara estaba totalmente rajada, su pelo era negro y estaba sucio como revolcado en barro. Gritamos y nadie vino a auxiliarnos, después esa mujer se esfumo y no volvió mas, pero quedamos con el miedo de que vuelva y nos mate. Cuando nos acordamos de eso, la mujer terrorífica nos quería decir algo, y siempre lo queríamos descifrar. Nos tomo tiempo en descifrarlo, cuando lo logramos descubrimos que decía "Cuídate de el, aléjate de el, no recibas nada de el, sino pagaras el precio como yo" no sabíamos quien o que era el, así que pensamos que era Satanás (el diablo) no quisimos saber nada de eso nunca mas. No pienses en esto o te sucedera como a nosotras . . .

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La visión

Esta experiencia le ocurrió a un joven francés y a su grupo de amigos. Me lo contó un verano y recuerdo la sensación de elevarme (¡¡¡estaba teniendo miedo!!! cuánto disfruté!)
Pero vamos a la historia:

Se habían reunido para hacer espiritismo y habían adecuado la habitación para que todo fuera más lúgubre. Les quedó bien, iluminados tan sólo por las velas encendidas, los amigos se dispusieron a practicar la ouija y durante un rato se estuvieron divirtiendo. Alguien les contestaba, aquello estaba animado.

Entonces uno de los chicos comenzó a hacer cosas raras y todos dirigieron sus miradas hacia él. El francés que me contó la historia alzó su rostro y vió algo más... algo que los demás no pudieron ver.

Dos fuertes manos aprisionaban la garganta del chico y apretaban, apretaban. La víctima abría la boca y buscaba aire pero nadie supo cómo ayudarle, tenían mucho miedo.

El chico que observaba miró hacia arriba y vió al dueño de esas manos. Tras la víctima, estaba su propio padre muerto años atrás.

El fantasma del padre que asesinaba al hijo más allá de la realidad... en forma de espíritu estrangulaba un cuello que los otros chicos veían desnudo, sin esas manos apretando y apretando...

Al final ocurrió lo impensable. La víctima se soltó de las manos y corrió en dirección a la ventana para lanzarse al vacío. Los amigos actuaron rápido esta vez y consiguieron cogerlo de las piernas salvándole la vida.

No sé qué habrá sido de aquel joven.