sábado, 29 de enero de 2011

Relato de terror

Era un día cualquiera para todos; excepto para Veronica ya que estaba a un día de su casamiento.
Veronica inició los preparativos para su tan esperada boda, ya lo tenía todo listo, la boda seria la envidia de todas las novias...pero..solo había un problema aún no encontraba el vestido perfecto. Desesperada y angustiada, le pidio a su hijo Gabriel (de 10 años) que vaya a la casa de su bisabuela Milagros a pedirle prestado su vestido de novia.
Gabriel, como todo buen niño, obedeció a su madre y fue a buscar el vestido. Al llegar a la casa de su bisabuela, vio un algibe en el fondo de la casa y se sintió extrañamente atraido hacia él; en ese momento Milagros le gritó desde la ventana: " Mi'ijo!! llamo tu madre...ya le envie el vestido...no te preocupes, quedate y juega todo lo que quieras.....PERO NO TE ACERQUES AL POZO...!" el niño solo atino a responder: "Esta bien...! gracias abue"....al rato Gabriel se fue a jugar y poco tiempo despues se sentia muy hambriento y fue a buscar que comer, corrió hacia la sala de estar y cogió unas galletas, de pronto recuerda lo que Milagros le dijo sobre el pozo y casi por instinto se dirigió a él...Cuando llego se le cayeron las galletas dentro del algibe e intento recuperarlas con ayuda del balde que colgaba y al subirlo descubrio una moneda de oro.......atraido por la tentacion de tener más monedas, decidio introducisrse al pozo, cuando llego al fondo no podia creer lo que sus hojos veian...era una figura deforme como un demonio salido del mismo infierno...aterrorizado y en estado de shock solo pudo notar un pequeño detalle claramente...entre los afilados dientes de la bestia se econtraba la envoltura de sus galletas, atemorizado intento huir pero ya era demasiado tarde...el monstruo lo capturo y se olló un grito estremesedor de dolor y angustia...nunca mas se supo de él.
Ya habían pasado varias horas y Milagros se dio cuenta de que su bisnieto ya no estaba; entonces se acerco al pozo y pudo ver la cubeta rebalsando oro...la anciana sonrío friamente y desaparecio en la penumbra de la noche.
Esa misma noche llovia torrencialmente, parecia una noche salida de una pelicula..pero a Veronica no le importo mucho ya que al fin lo tenia...finalmente tenia todo para su boda. Estaba sola en su habitacion junto al vestido, el cual lo estaba vistiendo un maniquí.
Al caer un rayo empezaron a sonar las cajas musicales...había algo extaño en la melodia que producian, eran tetricas y no alegres como deberian ser...Veronica asustada volteo la mirada hacia el maniqui y lo vio bailando al son de la melodia, y este dijo: " Muchas gracias, me has liberado aunque...mucho me temo que la boda de mañana no sera tuya sino.....miiiiiiia... a partir de ahora quedaras condenada a vivir dentro de este cuerpo inutil asi como yo lo hice por mas de 75 años" y el espiritu que yacia dentro del maniqui solto una risa malefica

No hay comentarios:

Publicar un comentario