martes, 2 de noviembre de 2010

La muñeca maldita

Mi abuela me había regalado una muñeca el día de mi cumpleaños, era hermosa con sus cabellos dorados y rizados, pero no sabía cómo era por dentro.
Esa misma noche decidí dormirme con mi hermosa muñeca así que la cobijé con una manta rosa y en la cama la puse junto a mí debajo de mi brazo, de pronto todo era silencio. De repente sentí que no estaba sola, tuve miedo porque esa no era una noche normal pues todas las noches dormía tan en paz y sola. No sabía si era mi imaginación o la hermosa muñeca, así que me di cuenta que era la muñeca porque desde que me dio la muñeca tuve tanto miedo, así que solo me quedaban dos opciones :aventar a la muñeca contra la pared, pero si lo hacía la muñeca podría cobrar venganza o dejarla en mis brazos para que creyera que la quiero pero si lo hacía aprovecharía para matarme, así que lo que hice fue aventar la muñeca contra la pared y corrí hacia la puerta pero cuando toque la manija y la jalé, no se abría, así que fui a prender la luz y resulta que el foco estaba fundido, entonces agarré a la muñeca y la aventé por la ventana y calló como a la siguiente cuadra así que todo quedó en paz y entonces me dormí para olvidar todo.
A la mañana siguiente me desperté y me dolía tanto a un lado del corazón y entonces vi que tenía una herida abierta con un cuchillo y a un lado de mi estaba esa muñeca desgraciada así que no me quedó más opción que tirar la muñeca a la basura y así lo hice.
Después abrí mi libreta y salió una nota que decía volveré y en ese momento un escalofrío recorrió todo mi cuerpo.
Solo se algo que estoy segura de que esa muñeca volverá.
Así que si tienes muñecas cuídate, porque es tu turno.

6 comentarios: