jueves, 30 de septiembre de 2010

El accidente de tren

Esta historia es real, yo vivi gran parte de ella, era el mes de febrero de ya hace varios años, epoca de vacaciones, en el lugar donde vivo, se arman paseos donde arriendan buses para ir a la playa, van familias enteras, en uno de estos viajes iba una amiga y vecina de una prima, con su hijo y familiares, el marido no pudo ir.

Durante el viaje, tenian que cruzar una linea de tren, todos iban durmiendo y al parecer el chofer tambien porque creyó poder ganarle al tren, lamentablemente el tren los chocó, murieron muchas personas y las que no murieron por el choque, murieron al bajar y encontrarse con cables de electricidad, fue un grave accidente, que enlutó nuestro pueblo. No pasaron ni dos dias cuando se empezaron a escuchar ruidos, en la casa de mi prima, que vivia al lado de la amiga que murió en el accidente, pasaron los dias y cada dia era peor, llego un punto donde ya no podia dormir, yo la acompañe varias noches, era atroz, era como si corrieran en el techo, lo levantaran y dejaran caer, nos golpeban las puertas, nos amaneciamos sin dormir, hasta que tuvo que ir un cura a bendecir la casa, por otro lado no solo en la casa de mi prima pasaban estas cosas, sino que en todas donde habian muerto personas en el accidente, el vecino de mi prima vendió la casa ya que nunca mas pudo dormir ahi ni siquiera entrar, (pusieron un trasformador de corriente), en las otras casas pusieron hasta capillitas, y prenden velas todos los años en las veredas de las calles para cada aniversario del accidente.
No solo vivi eso, ademas mi hermana habia sido hace mucho tiempo amiga de la vecina de mi prima, ella quiso viajar para el funeral y no pudo, por lo que unas semanas despues la acompañe a su tumba, yo habia ido varias veces, por lo que me sabia bien el camino, pero recorrimos todo y no la encontramos, mi hermana creyó que yo no conocia el camino, y le pidio a otra amiga que la acompañara, pero tampoco la encontro, yo me quede con la duda, y fui a buscarla yo sola y ahi estaba, justo donde debia estar, bueno les cuento que mi hermana nunca la pudo visitar ya que extrañamente la tumba se pierde, por lo que mi hermana se dio por vencida y se convencio de que su antigua amiga no quiere que la visite. Esta historia es absolutamente real y hasta el dia de hoy la gente de este pueblo les prenden velas a las animas de las personas que murieron el accidente de tren para que descansen en paz. MARIEL.

1 comentario: