lunes, 29 de febrero de 2016

Toire no Hanako-san

Las chicas en la escuela suelen ir en grupo al aseo para evitar encontrarse con Hanako-san. Cuenta la historia que las chicas nunca entran en el aseo número 4 pues alli habita Hanako-san.

La leyenda urbana vinculada a Hanako-san se hizo famoso en la década de 1980, pero ha existido en algunas partes de Japón desde la década de 1950. Algunos relatos afirman que es el fantasma de una niña de la Segunda Guerra Mundial-era quien murió en un bombardeo en la escuela cuando estaba jugando al escondite y al ratón.

 Otras historias afirman que es el espíritu inquieto de una joven que conoció a su fin a manos de un padre abusivo o demente (o un extraño pervertido, de acuerdo a algunos relatos), quien encontró escondida en el baño. En algunos casos, es el fantasma de un antigua alumna que murió en un desafortunado accidente en la escuela.

Esta fantasma no hace maldad y se dice que vive en el baño de la escuela. Estando fuera del baño y le dices "vamos a jugar Hanakosan" y ella te responde golpeando la puerta. Parece que cuida el baño, por eso los profesores le suelen decir a los niños que si no mantienen limpio el baño la Hanakosan va estar triste

viernes, 22 de enero de 2016

La niñera

Cuenta la historia de una mujer que llegó sorpresivamente a la ciudad. Alta, pálida y sonriente. Buscaba trabajo para poder sobrevivir, estaba escapando de una gran hambruna y pobreza de su tierra natal. Llegó a la casa de los Wilson. Una familia muy adinerada que vio que la muchacha tenía pinta de ser de confianza. La contrataron y ella cuidaba de sus cuatro hijos. Todo fue bien durante exactamente 3 semanas. Hasta que algo ocurrió. Una noche tormentosa en la cual los Wilson habían salido y los niños dormían, la niñera comenzó a escuchar ruidos extraños, golpeteos de puertas y ventanas, llamadas extrañas donde nadie respondía y el viento que silbaba fuertemente y la hacía sentir con mucho frío. Salió al jardín a tomar un poco de aire. Lo unico que se pudo deducir después de esa noche, fue un misterio para los demás. 
A la mañana siguiente los Wilson llegaron apresurados y encontraron a la niñera, con una parte de su cara en carne viva, ahorcada en uno de los árboles del jardín, con los ojos abiertos y amarillentos, mirando fijamente al tremendo vacío. De sus ojos se veían que habían marcas de lágrimas negras, ya secas y siniestras. Se llevaron el cadáver de la niñera ese mismo día y los Wilson abandonaron la casa, espantados por sentir la presencia de la muchacha en su hogar. 
Después de unos años, nadie se había atrevido a comprar la casa de los Wilson. Hasta que una familia la compró por el bajo precio en que se encontraba. Han declarado que no pueden bajar al sótano porque empiezan a sentir mucho frío, a sentir que hay alguien que los sigue a todos lados y han terminado por prohibir la entrada a aquel sitio. En el jardín, a las 3 de la madrugada siempre escuchan la misma carcajada excéntrica y macabra, la risa de la niñera. Se burla de la nada, sale de una boca invisible. Su espectro da vueltas por la habitación de los niños, se lamenta en porqué nadie le dijo que esa noche un psicópata altamente peligroso estaba suelto. Llora en silencio y su risa sin motivo se transforma en un grito de rabia. Gira el cuello, y la cabeza se le desprende como si fuera una muñeca rota. Vuelve a reír y se va, se desvanece... los niños no saben quien es la que no los deja dormir. Pero que se puede hacer... la niñera siempre busca a quien observar, alguna persona a quien espantar. Ya no le queda nada en este mundo. 


lunes, 28 de diciembre de 2015

La "vampira" de Venecia

Un equipo de arqueólogos y antropólogos encontró en 2009 en una fosa común de la isla veneciana de Lazzaretto Nuovo el esqueleto de una mujer, víctima de la peste, cuyo cadáver fue profanado por sus coetáneos ante el temor de que regresara de la muerte.

El cráneo de la «vampira» tenía un ladrillo en la boca, para que no pudiera morder. En aquella época se creía que la peste era transmitida por vampiros conocidos como los «devoradores de sudarios».


Según la leyenda, estos cadáveres reanimados comenzaban a alimentarse de sus propias mortajas, luego chupaban la sangre de los demás muertos, salían de la tumba y atacaban a los vivos. A a luz de la ciencia, los temerosos vecinos confundieron algunos procesos normales del cuerpo (vientre hinchado por la descomposición o un agujero en la mortaja por el efecto corrosivo de los gases y líquidos de la boca) con las señales de un vampiro.

lunes, 30 de noviembre de 2015

No me dejes sola

Eran aproximadamente las cinco de la mañana cuando escuche un leve toque en mi puerta, me levante de la cama y me dirigi a abrir, abri y nada, no habia nadie, al entrar en mi cuarto volvi a escuchar los golpes, molesta volvi a abrir la puerta y de nuevo no habia nadie, solo un frio viento que se colaba en mi casa. A la mañana siguiente fui a casa de mi mama y le conte lo ocurrido, me sorprendi cuando mi mama me habia dicho que a ella le habia pasado absolutamente igual, ese dia dormi en su casa puesto que tenia mucho miedo.


 Al regresar a mi casa y entrar a mi cuarto encontre aterrada una nota que decia con sangre "Gracias por dejarme entrar a tu casa, ahora, por ese error tuyo, estoy dentro de ti...", de pronto escuche unos pasos inquietos subiendo a mi escalera, desesperada me encerre en el baño, de pronto sono el telefono, no sali a contestarlo, entonces los pasos cesaron y el telefono paro de sonar, al salir, él estaba ahí, ahora tiene mi alma, llevo mi cuerpo a el infierno y mi alma es suya, a los dos dias siguientes una amiga mia entro a mi cuarto, escucho el mensaje y decia lo siguiente: "Hija... soy tu mama (sollozando) no me dejes sola, el ahora viene por mi, no me dejes sola..."

martes, 27 de octubre de 2015

Un reflejo espectral

Hace poco, algo bien gracioso le ocurrió a un amigo mio. Estaba de noche, y estaba viendo t.v, estaba solo en su casa. Estaba ya muy tarde, asi que decidió irse a acostar; cuando apagó el televisor, una figura de apariencia humana, resplandeciente, se reflejó en el televisor y estaba justo detras de el.

 Cuando volteó a echar una mirada, no habia nada, y cuando vio el televisor, tampoco se reflejaba nada, aparte de el y los muebles de su sala. estaba seguro de que era un fantasma.

 No le contó a nadie en su casa, pero me contó a mi, pues yo he leido sobre el tema y se algo sobre eso, pero no mucho. Yo le pregunté que si aquel ente se había presentado antes y me dijo que no, que nada raro habia pasado antes de eso.

 Me quedé pensando y no encontraba explicación, hasta que recordé un libro que habia leído hace poco. Yo le pregunté que si algun familiar que lo quería mucho habia muerto hace poco y me dijo que si, mi unica explicación era que esta persona difunta, al quererlo tanto, lo extrañaba y que habia decidido ir a visitarlo.

martes, 29 de septiembre de 2015

La visita de la muerte

Hace como 2 dias yo me encontraba en el despacho de mi casa revisando unos papeles estaba lloviendo de repente veo que estaba una mujer parada mojándose y me pregunté que hacía una bella mujer fuera de su casa con este clima y sin paraguas

. De pronto la mujer se fue acercando y cuando la logré ver era María. Me sonrió y tenía los dientes todos podridos y los ojos diabólicos y grité "porqué María porqué volviste si yo....te maté y me aseguré de enterrarte bien" y cuando voltee no había nadie.

 Fui a la finca donde la había asesinado y la vi. Nos abrazamos y le pregunté que porqué me seguía buscando. Ella me dijo que porque me seguía amando, después nos besamos y de repente me desmayé.

 Cuando desperté vi que estaba entre el lodo y un hombre me dijo "hombre de Dios está loco porque se enterró en esa fosa", me cayo el 20 y vi que era la misma fosa donde enterré a María. Después nunca volví a saber que paso con el cadáver de ella.

jueves, 27 de agosto de 2015

El coleccionista de muertos

Una de las historias de terror más populares es aquella que narra que todo mundo debe estar al pendiente del vecino de al lado, pues detrás de esa imagen inocente podría esconderse la de un hombre desalmado, al cual le gusta asesinar por las noches y guardar los cadáveres de sus víctimas en grandes refrigeradores ocultos en el interior de su casa.

 Ese era el hobbie de un joven ruso de 29 años llamado Anatoly Moskvin, un historiador que durante varios años profanó las tumbas del panteón de un pequeño poblado llamado Nizhny Novgorod, muy cercano a Moscú.

 Después de una ardua investigación, la policía local descubrió que Moskvin fue quien robaba huesos de las tumbas, que utilizaba para crear formas antropomórficas, a las cuales gustaba de vestirlas con ropa de mujer y pelucas, osamentas que exhibía en su apartamento.